Un «vino tinto con carácter, que estimula los sentidos, divertido y diferente»

 

Leer artículo completo en La Vanguardia